martes, 31 de julio de 2018

CARTAS




He cambiado de domicilio,
pero al amor
le siguen llegando tus cartas.





Esteban Pérez Sánchez  1.08.2018

lunes, 30 de julio de 2018

LA PÁGINA PASADA





Lee y la veo sonreír,
luego pasa la página y veo la tristeza en sus ojos
y me acerco a ella

e intento ser la página pasada.





Esteban Pérez Sánchez  31.07.2018

domingo, 29 de julio de 2018

LLEGAS




Llegas
y te quitas la ropa
y el tiempo pasa muy deprisa,
luego marchas y todo se detiene;

al reloj y a mí nos estás volviendo locos.





Esteban Pérez Sánchez  30.07.2018

sábado, 28 de julio de 2018

TAN CERTERO





La noche está en silencio,
solo tú me miras
como el último disparo del asesino;

tan certero.



Esteban Pérez Sánchez  29.07.2018

viernes, 27 de julio de 2018

ANTES





Antes vino abril a verme
y bebimos de las costumbres que fueron nuestras,
bebimos hasta hartarnos,
sin contarle que ya era otoño,
sin que nada me dijera de mi pelo cano,
como si el tiempo fuese un amante infiel,
como si el mundo estuviese en el primer día,
como si los dos no conociésemos los inviernos.



Esteban Pérez Sánchez   28.07.2018



jueves, 26 de julio de 2018

CONTIGO





Contigo, no puedo decir
que no tengo pelos en la lengua.





Esteban Pérez Sánchez  27.07.2018


miércoles, 25 de julio de 2018

DUELE





Duele,
claro que duele
y eso que duele es la vida;

quéjate cuando no duela.




Esteban Pérez Sánchez  26.07.2018

martes, 24 de julio de 2018

SABES





Sabes,
he visto al espejo
y sin ti está triste.


Esteban Pérez Sánchez   25.07.2018

lunes, 23 de julio de 2018

CUANDO ABRO LA PUERTA DE LA CASA




Cuando abro la puerta de la casa
y la noche se entrega a tantas noches,
siempre pienso
que prefiero una soledad libre
a una sonrisa esclava.




Esteban Pérez Sánchez  24.07.2018

domingo, 22 de julio de 2018

LA COLECCIÓN ROJA DEL PEQUEÑO AMANTE






Les dejo aquí el primer capítulo de mi próxima novela; 

La colección roja del pequeño amante.



      Era dolor, simplemente dolor.

      Acaso tenía un fin. Un oleaje de aguda expresión agónica se desenvolvía en intensidad hasta que empezó a sentir escalofríos. Un viento le anegó y un turbio remolino lo cercó por los límites de su consciencia. Sintió, después, en su costado un arco ceremonioso donde las lágrimas acudían confundidas.
       ¿Cuánto tiempo llevaba así?
       Su boca, sus manos, estaban sobreexcitadas en un trance equilibrado y compasivo, un neutral despropósito lo atajaba, lo cortaba de raíz las más exquisitas etapas. Desesperado, se dio cuenta y se aferró a una institución de sentidos pero estos se desarticularon y se derrumbó como si fuese una fachada de elementos arenosos.
       Todo iba desapareciendo.
       Despertó.
       Ya está, se dijo así mismo.
       Saltó desnudo de la cama, sus manos se deslizaron por todo su cuerpo recogiendo el cálido sudor. Percibía un rumor hostil, casi perfecto, una fatiga relajante, una sinuosidad de afecto le enredaba los poros y el cabello. Encontraba injustificada la mañana. A los trece años el tiempo y las cosas parecen no tener justificación alguna.







        Una sombra celeste comulgaba en el esquinazo superior de la habitación, un perfume de olvido y llanto se quebraba en un abanico de mariposas ahuyentando un lodazal de luces y barro. Un gato seguía a una pizca de noche y ronroneaba a un espacio imaginado de nostalgia, la respiración cercaba a una araña, cien voces alababan gimiendo, pidiendo perdón, un pañuelo se agitaba desde lo alto de un campanario cualquiera, en un monte cercano y lejano a la vez.
       Era sombra.
      Despertó.
      Existía un sentido de penetración de horas puntiagudas cuando el despertador sonó y la solventó la exactitud de una realidad perpetua. Solo el camisón permanecía acorde en la estancia perfumada de sueño y calor. Acarició su rostro y la melena con la almohada y sus manos recorrieron lentamente sus pechos y el vientre. El aire le entraba y salía entre convulsiones agitadas mientras un murmullo agrío se hendía en sus poros. Encontraba injustificada la mañana. A los veintidós años el tiempo y las cosas parecen no tener justificación alguna. 

LAS PAREDES HABLAN




En la pared hay restos de carmín,
huele a tu melena,
a tu espalda;

es cierto eso de que las paredes hablan.




Esteban Pérez Sánchez   23.07.2018

sábado, 21 de julio de 2018

MICROPOEMA





Hay personas que te sacan a bailar
y otras te ponen.




Esteban Pérez Sánchez  22.07.2018

viernes, 20 de julio de 2018

PORQUE CONTIGO






Porque contigo,
otra vez
o siempre;

sé que no será suficiente.




Esteban Pérez Sánchez   21.07.2018

jueves, 19 de julio de 2018

HABLEMOS









miércoles, 18 de julio de 2018

LEER




Te vi
y te miré como el que lee,
como el que quiere seguir leyendo.




Esteban Pérez Sánchez  19.07.2018

martes, 17 de julio de 2018

ESPERA




Espera,
aún no ha llegado el tiempo,
aún seguimos siendo mañana;

aún está todo en orden.




Esteban Pérez Sánchez   18.07.2018

lunes, 16 de julio de 2018

LO QUE NO SABEMOS




Lo que no sabemos el uno del otro
es un imán que nos despliega
y nos hace sentirnos cerca,
nos introduce en un diálogo de piel,
en un argumento con el beneplácito del sexo.
De lejos es el conocimiento,
de cerca la comprensión,
dentro es un argumento que se rompe.
Qué no aprendimos para que el después exista,
para que estemos en la espera del futuro,
para que no seamos dos desconocidos.



Esteban Pérez Sánchez   17.07.2018


AMANECERES FANTASMAS


AMANECERES FANTASMAS

Colección de acuarelas que se expusieron en febrero en Barcelona y que en otoño verán la luz en Nueva York y Valladolid.
























domingo, 15 de julio de 2018

HERIDAS





Tantas veces sucede
que muestras todas tus heridas
y te las hacen más grandes.





Esteban Pérez Sánchez   16.07.2018

sábado, 14 de julio de 2018

ESE TU SILENCIO





Eres como el silencio de los gatos,
con un cierto aire de culpabilidad
cuando dormitas sobre mis rodillas
y siento el palpitar alevoso de tus uñas
y, en mi inocencia, ya no cuento
las vidas que te he visto morir.



Esteban Pérez Sánchez   15.07.2018


viernes, 13 de julio de 2018

NO DUERMAS






No duermas,
porque te haces del tamaño de tus sueños
y la cama ya no sirve,
ni el mundo.




Esteban Pérez Sánchez   14.07.2018

jueves, 12 de julio de 2018

SABES





Sabes,
cuando los amores se estropean,

es porque los corazones aún funcionan.



Esteban Pérez Sánchez   13.07.2018

miércoles, 11 de julio de 2018

YA APRENDÍ





Ya puedo ponerme enfrente de ti
y decirte que nada necesito,
ni ver tus ojos,
ni morder tus labios,
ni oler tu piel de lluvia,
ni trenzar tu cabello entre el deseo;

ya aprendí a mentir.




Esteban Pérez Sánchez   12.07.2018

martes, 10 de julio de 2018

NADA





Solo estaba la tarde,
las luces inmediatas de la noche
y el olor del viento entre los arces,
los bancos vacíos del paseo
y mi sombra como un rastro de hojarasca,
solo estaba la tarde,
nada me recordaba a ti,
nada,
nada.



Esteban Pérez Sánchez   11.07.2018

lunes, 9 de julio de 2018

FÚTBOL




Es como en el amor,
que si tienes la pelota y amagas, regateas,
la sobas, no arriesgas, no disparas;

al final viene otro y se la lleva.





Esteban Pérez Sánchez   10.07.2018

domingo, 8 de julio de 2018

COMO AL AMOR




No trates al tiempo como a un amigo,
siempre se está marchando;

trátalo como al amor, sin detenerlo.




Esteban Pérez Sánchez   9.07.2018

BESO




He visto a la luna
viajando de tus ojos a los labios
y sin querer detenerla,
ahora tengo la noche en mi boca.




Esteban Pérez Sánchez   8.07.2018

viernes, 6 de julio de 2018

MICROPOEMA




A veces llega alguien y nos trae todo el tiempo que perdimos.






Esteban Pérez Sánchez   7.07.2017

jueves, 5 de julio de 2018

MICROPOEMA





Ese no querer que llueva

cuando ella es nube.




Esteban Pérez Sánchez   6.07.2018