jueves, 29 de junio de 2017

HILVANABA LA NOCHE







Hilvanaba la noche azúcar e incomprensión,
ebrios de sueños, nómadas de la teoría
en que la realidad podría ser la ceniza antes del fuego,
alguien lloraba, un niño, un viejo, tú, yo,
probablemente eran risas sumergidas en el olvido,
el tráfico, las luces, las sombras de los días,
todo tan circunstancial, tan lejano, tan sencillamente

contradictorio, tan bello, tan amargo y tan libre.

Esteban Pérez Sánchez 29.06.2017

No hay comentarios: