domingo, 11 de junio de 2017

EXISTÍAMOS






Existíamos,
era la venganza de mis hijos,
desde la primera piedra que saltaba por las aguas del río
la que rompía los reflejos de la realidad,
lo supe.

Me dejé hacer en un tiempo que ya gritaba
todo lo que no somos ahora,
conocí libros mujeres despeinando páginas,
escondiendo la ropa entre las líneas,
lo supe.

Cuando vinieron a buscarme
y nadie había en la puerta
y tuve que partir soledad hacia las soledades
y miré mis manos sin sangre
lo supe.

Existíamos,
cuando las noches se vestían de ti en mi
y nos observamos
y sabías que no era inocente de nada,

lo supe.

Esteban Pérez Sánchez   11.06.2017

No hay comentarios: