martes, 2 de mayo de 2017

TE MIRABA DE LEJOS







Te miraba de lejos,
formábamos parte de los adioses de la vida,
te quedaste con una hola y mi sonrisa,
tú no viste como te abotonaba el alma,
como diciendo cuídate que es invierno
y la luna era de hielo, sin lágrimas, sin ya noche
para seguir despiertos en la piel del otro.

te miraba de lejos,
a tantos besos de distancia, a tantas manos de caricias,
no sé cuántas veces dije tu nombre e inventé otros,
porque los adioses siempre se comparten,
te quedaste, como yo, con el primer hola,
ese que siempre será lo único nuestro
y sentía en el pecho las nieves y las primeras
flores de los almendros, rimando con la hoja en blanco

de un poema nunca escrito.


Esteban Pérez Sánchez  2.5.2017

No hay comentarios: