domingo, 28 de mayo de 2017

PARECE MENTIRA







Asiento diecisiete, ventanilla, vestido estampado,
una maleta con girasoles, unas sandalias con coleta.
Apoyé la cabeza contra el paisaje de cristal,
yo era un otoño viajando entre guirnaldas agotadas,
con una novela al lado llena de marca páginas en los olvidos.
¿Y ella? Se colocaba la melena en el espejo del viaje
y un viento de luz iluminaba la sombra de su rostro,
tan hermoso y tan cautivo y tan eterno;
su sonrisa llevaba tantos holas como la mía adioses.
Intentaba dormitar en mi viaje de ida,
hace tiempo que no saco billetes de vuelta,
que no regreso nunca a ningún sitio.
¿Y ella? Tan de amapolas, tan de agua, tan nenúfar,
tan de mirarme dulce entre los reflejos del silencio;

parece mentira que ella fuese la muerte y yo la vida.

Esteban Pérez Sánchez 28.05.2017




No hay comentarios: