domingo, 7 de mayo de 2017

EL DÍA EN QUE NO TE CONOCI





Leo la última frase del libro:
“Cómo puedo olvidarte”
y no llueve, ni los labios saben a café,
ni hace frío que pueda servir de excusa
para ir a buscar algún abrazo y no llueve.
Cierro la novela, la dejo entre mis piernas,
como si fuese el sexo de la inteligencia
y cierro la mirada y pienso en el día en que no te conocí,
unos días antes, fue, hace unos años, tal vez,
igual mañana, igual fue ayer, quizá  fue nunca
cuando no me envolví en tu cabello,
cuando no dije que te amo, ni  te necesito,
cuando tus labios no sabían a cerveza
y los míos a no te quedes nunca a mi lado.
Abro los ojos y la ciudad sigue ahí,
con el viejo rumor del mar y olas calladas,
como pertenencias sigilosas y abstractas
como cuando no nos amamos
y abro el libro y vuelvo a leer la última frase;
“Cómo puedo olvidarte”
y respiro, sobrecogido, como el día en que no te conocí.

Esteban Pérez Sánchez   7.05.2017


No hay comentarios: