jueves, 2 de marzo de 2017

EL ÁRBOL DE LA RISA




Dices, piensas, me preguntas y te digo que tranquila,
que sé que hay arces, plátanos,  olmos, nogales,
que la ciudad está llena de abedules,
que las margaritas huyen de los sauces llorones,
que los cipreses son más tristes que la muerte,
pero sigues y sigues interrogándome
sobre si existe el árbol de la risa.

Es verdad que a la sombra de los chopos
nos mordemos las sonrisas y hay rumores de agua
y que somos las raíces de un mismo tronco de la vida
que hay árboles del amor, tilos, palmeras, alcornoques
y me miras y te ríes y comprendo que tú eres ese árbol

y dices y piensas y preguntas y te digo que tranquila
y hago como si no fueses ese árbol y que hay acacias,
acebos a la sombra de los almendros y cerezos e higueras
y llegamos a la sombra de los chopos
y hay rumores de agua y la sombra de nosotros

y te abrazo y no te digo lo triste de los sauces y cipreses.


Esteban Pérez Sánchez  2.3.2017

No hay comentarios: