sábado, 25 de febrero de 2017

Y EL VIENTO SIGUE SIENDO DULCE






Y el viento sigue siendo dulce,
siempre nos fue dulce,
es una hora cualquiera en los sentidos,
el frío te busca
con esa necesidad de abrazar los silencios
y los arces bailan,
la gente sale de sus casas como pasajeros sin vida
y trago saliva,
es tiempo de estaciones de piel y de verdades
y escribo tu nombre en la esquina de un momento,
entre tu cuello y tus oreja,
y hay gritos en las uñas
y me quedo por el andén de tus pechos,
sin decir nada,
callado, callados, imperceptibles, casi enemigos íntimos,
respirándonos los recuerdos como equipaje único,
te miro como si tú fueses el viaje
y beso tu cabello
 y es como si tuvieses el billete para quedarme

Esteban Pérez Sánchez  25.2.2017



No hay comentarios: