viernes, 3 de febrero de 2017

TENEMOS QUE NO HABLAR






Tenemos que no hablar,
no estar frente a frente,
ni el tacto de la mirada,
ni vernos con los dedos
ser agua y agua,
en la sed del otro.

Tenemos que no hablar,
acercarnos a cada ola,
ser acantilados de piel,
latidos del oleaje,
sujetarnos el naufragio en los labios,
y bebernos los ojos,
mordernos la sonrisa,
morirnos la vida

y ser agua y agua
en la sed del otro.

"A Mía"  3.2.2017

Esteban Pérez Sánchez 


No hay comentarios: