martes, 7 de febrero de 2017

NO SÉ EN QUÉ POEMA COMENCÉ A SENTIRTE



No sé en qué poema comencé a sentirte,
ni qué acuarela estaba pintando entonces,
eran todas de calles que olían a vainilla
y palabras en las que huía de la vida,
apenas me recuerdo en tonos grises,
algunos rojos y algunos violetas,
puede que también sienas y tristezas
de esas que quedan bien de madrugada.

no sé en qué momento me fijé en tus ojos
o si me mordiste tú o fui yo el primer desastre,
ese temporal de viento y noches,
de cabellos anudados a las manos de los sueños,
de las primeras luces de los días,
de los besos días eternos besos días,
como una libreta de arena y agua
donde escribir lo que me haces falta
y que una ola te la lleve como una caricia.

No sé qué día era o si era noche,
sé que era sed y que era agua,
que era la sombra y la luz del tiempo
lo único que sé es que era vida
y que sigue siendo vida.



“A Mía” 7.2.2017

Esteban Pérez Sánchez


  

No hay comentarios: