miércoles, 22 de febrero de 2017

GRITABA EL VIENTO EN LA NOCHE









Gritaba el viento en la noche,
eterno giralunas de la vida,
ese baile de sueños sin cordura
y los niños no tenían sueño,
los sueños jugaban con los niños
y el silencio nada preguntaba.
Gritaba el viento en la noche,
recuerdo que callaba tu nombre,
que besaba la piel del agua,
que mis manos retenían el mar,
que cada ola era un poema no escrito
y recuerdo que no te olvidaba
y el silencio estaba allí,
callado, como herido, como muerto,
tan eco de yo en ti
y gritaba el viento en la noche,
eterno giralunas de la vida
y miraba las paredes, las ventanas,
la puerta de la calle, las heridas,
como queriendo salir por sus espacios
y buscarte entre la arena y entre el agua
y el silencio estaba allí, deteniéndome,
besándome cada segundo de mi muerte,
muriendo cada muerte de mi vida,
como si el silencio fueses tú

y gritaba el viento en la noche.


Esteban Pérez Sánchez 

No hay comentarios: