sábado, 4 de febrero de 2017

A VECES LLEGA EL SOL




A veces llega el sol cansado de girar y girar y girar,
sin música,
como si fuese una vieja profecía de soledad,
llega y no dice nada,
se sienta en ti, en tu regazo humano
y descansa,
duerme y se le escuchan los sueños,
se le escapan de cada rayo y se aferra a tu vientre,
el sol nos hace el amor así,
nos preña de luz y de sombras,
nos hace noche de cuentos que narramos a nuestros miedos
y nuestros miedos crecen y se convierten en hijos,
son los hijos del sol,
son nuestras sombras,
somos nosotros cuando huimos a ninguna parte,
somos nosotros cuando nos quedamos muertos vivos,
sin saberlo,
sin darnos cuenta,
y giramos y giramos y giramos,
sin música,
porque somos también una profecía de las soledades,
también nuestros padres se preñaron del sol.
Abre la sombra, amor,
abre la luz,
salgamos,
intentemos huir
de todas las certezas humanas,

intentemos preñarnos de nosotros.

"A Mía" 4.2.2017

Esteban Pérez Sánchez

No hay comentarios: