viernes, 30 de diciembre de 2016

DOCE UVAS DE LA SUERTE









Doce uvas de la suerte…
dos en tus orejas,
el cuento del lobo y el de la manzana envenenada
y por decirte susurrando que te amo.
Dos uvas en tus ojos
por besarlos, por comerlos,
por verme en la belleza de ellos
por verme en ti como espejo del deseo.
Una uva en tus labios
porque sí y porque me da la gana,
porque sin tus besos la historia no tiene vida
aunque no tengamos tiempo para historias.
Dos uvas en tus pechos,
por morder la verdad,
porque se hace necesario brindar con el eco del tiempo
en ese manantial dulce de auroras infinitas,
donde los sentidos tienen tantos sentidos.
Una uva en tu ombligo,
porque hay que saber señalar los caminos
y descansar masticando ahí todos los peligros del deseo
y después…
después…
después serán necesarias más de doce uvas de la suerte,
no me importa romper con las tradiciones,
aunque me grites o te grite el santoral completo,
a veces dios hace buena compañía.

"A Mía"  30.12.2017

Esteban PérezSánchez

  

No hay comentarios: