martes, 13 de diciembre de 2016

COSAS PARA LEER EN EL METRO O ENTRE BESOS

COSAS PARA LEER EN EL METRO O ENTRE BESOS
















Proyecto de publicación:








En el metro
pienso en ti
como unas siete estaciones más allá
de mi parada.







Nos gustaban los poemas breves
para trayectos cortos

esos de boca a boca










Ese recoger el sudor de tu frente
cuando nos ganamos nuestro pan










Si ven un corazón sin sus latidos
no es el mío






Porque sé que tu piel
encierra el vino
y sé como servir
y donde están las copas








Recuerdo el milagro

te acercaste
y nos miramos

hasta ese día había sido ciego








Leo tu cabello
tomo un trago del libro
paso tus labios con los dedos

hay noches que son complicadas





No pienso en mañana
pero quédate conmigo
todos los hoy de mi vida









Duermes
y te siento respirar

son las sonrisa de la noche









El inventaba palabras
Ella mundos

Un día coincidieron
Nadie les ha visto desde entonces







Me reconozco

cuando tu nombre está en mis labios
y el silencio es frío
cuando miro hacia atrás
cada vez que no te abrazo

me reconozco








Tus silencios hablaban
y yo estaba dispuesto a no molestarlos






Algo dijiste de morir juntos

y me apunté a vivirlo









Estoy recogiendo personajes del suelo

se me cayó un libro











Pocos comprenden
que el mar sólo se mueve cuando te miro

y que cuando no lo hago
se vuelve río











Siempre que digo te
pasa un coche
o alguien grita

siempre que digo te
pasa una moto
o alguien grita

siempre que digo te
tú gritas quiero










No era la pregunta
ni la respuesta
ni la voz
ni la mirada

era esa forma de no decirnos nada
lo que nos llevó a todo








Lo supe

Qué haría sin ti
después del último beso

y no te dije hola

pero lo supe











Desde niño
me quedo mirando el mar
como la primera vez de niño

así me pasa contigo








Conoces lo que yo no sé
lo que no puedo aprender nunca
por eso me detengo en cada beso
y te miro
e intento que si hay un nunca
sea ayer









Estoy en tu invierno
como un ladrón de tu frío










Ponte mis ojos y escandalízate mirándote












Y me dueles si pienso que no dueles

y sin embargo muero cuando dueles












Te vi
y comprendí tantas páginas de libros
tantas














Recuerdo que te amé
que era mañana
pudo ser hoy
y fue así
que ayer era el futuro
y mañana lo que vivimos
 y recuerdo que te amé
confusamente








Las perdices huyen aterradas cuando alguien dice érase una vez









Erase un día
en que un cuento apareció
en la mirada de ella

hasta las perdices
murieron de amor
antes de que fuésemos felices











Cuando en el camino de la vida
veo la piedra de tus ojos
y miro

sin importarme la caída









A veces me vuelvo
sobrecogido

y es el viento
y lo rozo con la mano
y cuesta volverse
cuesta



Tú te probabas ropa

yo combinaba
el azul con tu sonrisa
tu cabello con tus piernas
mis uñas con tu espalda

tú te probabas ropa










Te haces hueco en la vida
como cuando montas en el metro
en hora punta
empujas te empujan
y gracias a eso no caes

como cuando viajas solo











Abrimos la botella de vino
teníamos tanta sed

la botella siguen entera










Me miró
y se llevó mis ojos

por eso suelo tener mucho tacto con ella








Y mis manos
tu vestido








Tenerme envidia yo mismo
por besarte









Vístete
con los versos que no te he escrito










A veces robo un anillo a saturno
o le hago un halo a la luna

otras veces te beso en el cuello
es cuando no tengo ganas de aventuras












Si ven un corazón sin sus latidos

no es el mío











Porque sé que tu piel
encierra el vino
y sé como servir
y donde están las copas










Vamos
que la música nos espera
para hacernos canción









A veces me siento
y me pongo a no pensar

la gente pasa y mira
yo hago como si pasan y miran

a veces me siento
y me pongo en ti











La noche de menta
ella masticaba chicle
yo el tiempo
yo llevaba un libro en las manos
y ella la vida en sus labios

y continué leyendo












Bailaban los espejos
el lápiz de la labios de la chica
dibujaba corazones rojos invisibles
bailaban los espejos
y sus besos









Se me cruzó tu sonrisa
dos heridos... graves









Era inocente
hasta lo del viento y tu falda








Y cerró los ojos
pero ya no pude huir

ya me me había mirado











Y te fuiste a refugiar
en la misma gota de lluvia que yo
con lo grande que era la tormenta

y aún sigue











Qué todo se cura con un beso
con el último beso
con el próximo
con el siguiente











Ese tener en tus labios
todas mis huidas






Es un viaje apasionante
el tiempo se detiene en el silencio
y en los gritos del paisaje de la vida

hablo de sus ojos












Uno empieza
por terminar lo que acaba
y te miro
y acabo por terminar
todo lo que comienza por una mirada
y termino

para volver a empezar










Uno besa como en la sed del agua
por la resaca del tiempo
y por qué rica está el agua









Uno piensa como cuando escribe un poema
en desnudarte según como sea el tiempo
y amarte el tiempo que sea










Cuando me haces de noche
con tus pestañas en mí
















Anotaba en tu cuello
lo que tenía que hacer al día siguiente
y abrazado a tu espalda
leía y leía

lo del día anterior

Te espero en el mar de la esquina











Sabía que tus alas estaban mojadas
y cuando te abracé
me quité los ojos y las lagrimas

sé que pudiste volar

lo escuché












Piel
y rozas la lluvia con los dedos
y es piel
y nadie lo comprende

están ustedes locos










Te vas
y dices que vuelves
en cinco minutos
y es demasiado tiempo

y no comprendo tanta crueldad





No sé cuántos abrazos llevábamos
como cinco o seis lluvias
tal vez siete
y la miraba

como si fuese el único sol












Te vas
y la casa de piel queda hecha un caos
y huelo tu respiración
tus latidos en mí
y me gusta la casa así

sin recoger de nosotros



Eran las algo y media
de la hora no me acuerdo bien

de tus pierna sí











Quedo mirando las olas

hace tiempo que comprendí
que tú eres las alas del mar

gaviota de sed
sé que puedo beber todas las distancias













A veces hubiese necesitado un dios
para que pudiera confesarme sus pecados

para quedarme tan a gusto con los míos en ti











Era sentir el viento
y alzar el cuello del abrigo
un libro en el bolsillo
por si acaso los besos no llegaban

la de besos que no he leído









Y esperas
en un silencio de luna
el halo de sus labios










Qué nadie toque
la sonrisa del árbol
sólo el otoño









Me miras
te miro
y nos damos los números de alma
para llamarnos










A veces me paro
en la calle
sin un por qué determinado
y observo mi sombra
Soy yo?
Y miro a la gente que pasa

pero no les pregunto por mí












En ese querer quedar con el tiempo
a todas horas
y el tiempo
no quiere estar con nosotros

y se va










A veces te cruzas con alguien
y en silencio nos decimos
tú no lo sabes
y sigues caminando

en realidad si lo sabemos












Me dueles
es amargo y dulce y dueles
y te retuerces y ríes
y cantas y lloras y saltas
y me dueles
tan necesario vivir doliendo
tan vida
El amor habla del deseo
como el deseo habla con la soledad










Son esas noches
en que todo sabe
a próximos gritos













Te quedas
como un dulce atardecer
descolocándome los silencios
mientras recojo el mar con las manos

mientras dibujo tu olor en mi piel







Te toco
como una poesía geométrica
y sin espacio entre nosotros
nos cabe el mundo
y la imaginación










Suponía que tu desnudez
me devolvería la calma

era una suposición










Me gusta tu concepto del amor
pero sin resumirlo









Apenas quedan locos
ya no vuelan televisiones por la ventana
sólo gaviotas
sin que nadie las miré
ni a mi besándote
en la esquina del mar









A veces sales a la calle
y pides dos o tres pecados mortales
cuatro de gula
diez de avaricia
once de soberbia

y doce de humildad








Sales a la calle en pijama
con las zapatillas a cuadros
saludas a los vecinos
todo normal
siempre has sido un soñador

y vistes de ello








Ponte mis manos
y no respondo por ti











Si yo mañana hubiese escrito imagine
si Yoko hubiese sido negra
si John hubiese escrito esto
imaginas?

ayer te hubiese amado











Hablemos en serio de la vida
porque si no nos reímos
este tiempo acaba con ellos
y nos vamos a quedar solos

amándonos
hablemos en serio









Podría resumirte un beso
con otro beso









Nunca te ataría

al tiempo sí










Un día abrí los ojos
y estabas en ellos












Ese llegar tu piel
sin hacer preguntas

sin callarnos











Luego vendrá la lluvia
y buscaré tus labios
como un paraguas de tiempo











Ojalá me sueñes
ojalá estés desnuda
ojalá digas mi nombre

ojalá me despiertes











Tan desnuda la casa sin ella
como eco de su desnudez











No quiero que el tiempo se detenga
y menos en mitad de tus caricias













Ojalá llegues a casa sucia
y me manches










Que no todo lo que pase
sea el tiempo










Me va a doler
dije cuando la vi los ojos

me hubiese dolido más
no verla nunca












Doy vueltas al café
pienso en tu cintura
en las peonzas de crío
en bailar

en que tengo que calentar de nuevo el café










Y mañana?
Preguntó el amor

y el hoy le dio un beso

Y mañana?
mañana será hoy









Ella me conquistó
como hacen muchas mujeres
ganándose mi estómago

está para comérsela











Los días de niño
tenían veinticuatro madres
y una hora









Duermes
y te siento respirar
son las sonrisas de la noche










Y dejábamos la noche a un lado
y los sueños en nosotros

que duerma la luna
entre nuestro halo de abrazos
dijimos

pero se quedó sin sitio











Discutamos
sobre que parte de la vida pertenece al otro
discutamos entre la desnudez
sin tregua alguna

hasta morir los silencios










Si pudiera escribir como ella siente
-ella lloraba leyendo un libro-

podría matar al autor
o sus lágrimas
No te pongas ropa que tengo frío










Muérdeme con tu palabra
penétrame el cerebro con tu voz 
bésame
dame tu lengua
tus labios
y me como las palabras

así entenderé el silencio











Tengo razón
al pensar
que al final de la batalla gana
quien tiene enfrente un corazón










Cuando se rompe el espejo
y te amo siete años seguidos









Desde el vacío del alba
hace enero
y todo es un poco así
como sin hojas en los árboles

como desnudo en ti













Es porque la vida tiene
lo inevitable

y tú










Es un poco la noche que me falta
el saber que el amor protege
la desnudez de la vida
con la ropa del otro entre las manos










Llevaba la noche
un cierto aire de melancolía

la luna escondida
entre un pecho de nubes

mis manos de viento
la lluvia extendía









El saxo es el error del sexo










Si pudieras notar tu desnudez en mis manos
si pudieras...

pero no te cambio por mí










Pusimos las cartas encima de la mesa
 yo puse cinco ases
y ella una carta de amor

Perdí











Piensas en un poema
en el trozo de piel que dejas
en las gotas del alma
en la tristeza de una sonrisa

y en que la libertad está sola










Bésame
y cierra mis ojos
que no quiero verte amor
más lejos de un beso










Desde la quietud de la noche
la luna entre tu cabello

el sol del cielo









Te quiero
como a esas cosas que se necesitan arañar









La educación viste

la buena educación desnuda











Es de buena educación soñar con la luna llena












El café frío
las tostadas quemadas

la mermelada sobre ti

por lo menos
algo está en su sitio












Uno lee los periódicos

y qué no sean noticia tus ojos











Que no todo lo que pase
sea el tiempo











Rocé tu piel
en un qué será la magia de los días
y el tiempo fue otro

ahora rozó tu piel
para que el tiempo siga siendo
esa magia












Un día morí
antes lo dejé todo arreglado

menos los jirones de tu ropa










Llovía
recuerdo tus besos entre los álamos
-dices que eran olmos-

llovía
recuerdo mis manos en tus senos
-dices que llovía mucho-








Cuando somos de la geometría
figuras sin espacios entre ellas










Cada vez que me besas

me arrancas un botón del alma










Esas camas que se han roto felices










Ocurre
que a veces llego cansado de la vida
y me siento y pienso
desando encontrarte
para no pensar demasiado

y seguir cansándome









Ocurre

que son cosas de alma
y del alma nadie sabe

que son cosas del corazón
y ese no engaña cuando late

sobre todo cuando pasas por el









Y el sexo era
una serpiente de seda y viento
reptando
entre una mariposa de fuego










Sé que la poesía es otra cosa
y tú también lo sabes

no dejes de mirarme con esos versos









Hay días que es mejor que te levantes tú












Toda la casa en orden

ese caos











Cuando pasas por mi lado
y ni me miras
ni te miro
ni nos vemos

y nos sabemos perdidos en el otro







Te veo la piel y se me eriza el tiempo











Porque a veces no todo es poesía
y hay vaivenes de luna en el mar
y nosotros somos el agua y las olas
y no hay alba sólo gemidos del tiempo












Te miras las manos
aún se ven las caricias que no has dado













Pusimos las cartas encima de la mesa

yo puse cinco ases
y ella una carta de amor

Perdí









Busco un lugar
entre tus labios
y la luna de tus ojos











Uno va por la calle
tranquilo -es un decir-
y miro
los coches
los semáforos
la gente
los árboles
y no te veo

y es terrible











Nuestras miradas
serán nuestro alimento











Es la tarde... sabes...
que me induce a ser noche
y sueño y alba
y me lates en el corazón
como un poema

y voy desnudo de ti












Y aquí estoy
estudiando
la geografía en tus ojos
y en tu vientre la rosa de los vientos











Camino
entre mis propios olvidos
se hace extraño mi nombre en los labios

no me pasa lo mismo con el tuyo













No decimos nada
en las miradas nos tenemos

el silencio es una crónica exacta
de lo que no hablamos

y por eso no nos decimos nada















Hace tiempo que no digo vale la pena
 suelo decir vale morir en ella
 lo digo todos los días
y todos los días muero

y vale la pena












Y fui a robar el silencio de tus ojos

y quedé detenido por tus labios












Hace frío
te escucho decir
botas hasta las rodillas
abrigo largo
bufanda
gorro de lana

y te miro
entraré en calor quitándote tanta ropa












Igual el mundo es otro
y todo lo que nos han enseñado
era mentira

Te imaginas?
esclavos en el tiempo de otros

y leyendo poemas











Cuando te escondes en mí
y sé que no has hecho nada
te noto en la cara

las ganas de hacer todo












Eres esa noche
que se convierte en todas










Acariciarte
como si fuese siempre la primera vez

esa es la magia










Cuando tomo tus pechos
sin interrogantes
y son ramos de violetas y silencios

y se nos quema la comida
sin haber hecho la compra











A este corazón lo voy a poner tus latidos












Es complicado el amor
tuve que comprar dos docenas de lirios
escribir un poema de amor
y llevárselos a tu vecina

para que te fijarás en mí

Antes íbamos más al cine
ahora nos contamos pelis
debajo de las sábanas
después un desayuno con diamantes

si no nos ha llevado el viento









Y escondimos los silencios
fue un acto de locura?

es curioso porque tampoco hay gritos

y tampoco hay paz
ni personas











No estés triste
podemos discutir
sobre si mis piernas
son más bonitas que tus ojos
y beber vino
y leer a Benedetti

o mirarnos los gritos












Somos esclavos
es hora de recoger violetas
de huir muriéndonos de risa
y que nos vean
que sabemos vivir

unos segundos felices













Somos esclavos
es hora de recoger violetas
de huir muriéndonos de risa
y que nos vean
que sabemos vivir

unos segundos felices











Amarte en el mar
y encender todos los veleros












Ponte mis ojos y escandalízate mirándote










Cada vez que me besas
me arrancas un botón del alma










Nos sobraba el amor
y nos fuimos a un paraíso fiscal

a blanquearlo














Ella son gotas de lluvia en los labios
y no hago nada

dejo que llueva









Un corazón
también es una gota de lluvia










Si vieras como no llueve

como te espero dando vueltas
a una taza vacía de café

si vieras como no te escribo ningún poema













Qué ropa no me pongo
y te lo comento al oído
como si fuese un secreto necesario
amarte entre la desnudez del tiempo

qué ropa no me pongo










A veces el amor va tan deprisa que pasa de largo













Duermes
te miro

esa poesía










No estando dentro de ti
todo es distancia









Si quieres saber de mí
pregúntate a ti











Sé que te puedo olvidar
en cuanto me olvide de mí











Dicen
que me vieron morir mil veces las malas lenguas
y yo las cuento y me falta una
y es que encantan las malas lenguas como la tuya











Darte la mano
y buscarnos dentro











Y mostrarnos
la delicadeza salvaje de la ternura
arrancándonos la vida
con los labios del tiempo
sin excusas y sintiéndolo















Ese café de luna a media espalda
mientras doy vueltas a tu ombligo
y el azúcar de tu vientre que recojo
con la cucharilla de mis labios











Ese amor que nos deja
como una tarde lluvia

tan desamparados en nosotros












Tengo mucho sentido del amor












No tengo miedo a las alturas
soy piloto de aviones de papel

















Uno camina corre salta
ve como amanece triste y gris
y respira
y es todo como un desastre predestinado
a ser un desastre cualquier día











Ustedes sabrán
que no sabemos nada
y por eso improvisamos
y el mundo es así
todos improvisando sin saber

y sin saber que improvisamos












Alguna vez me pasa

cuando me pasas tú















Me gustan los mimos que hacen ruido














Esas palabras de mirarnos a los ojos














Pensaba que la nieve era la soledad de la lluvia
y hacía muñecos y les dibujaba una sonrisa

ahora
cuando no nieva
sólo queda mi sonrisa














Era la soledad quien sufría

yo intentaba hacerle compañía













Descubriste
que era el ladrón de los caramelos
cuando mis dedos quedaron pegados
en tu seno













Una de las maneras de acabar con el insomnio

es desnudándote















Hay días que empiezan mal
para empezar tienes que despertarte
dejar a la morena a medio desnudar

y el café está sin hacer












Antes te decían no vengas manchado de barro
Y ahora quiero mancharme de vida














Cuando bostezas de madrugada
hasta la noche se queda













Te pones el pijama
o te lo quitas

la primavera de las mariposas













Te hablaba en colores

siempre tu rojo de labios
terminaba en mis palabras












La madurez es el dolor hecho sonrisa












Si alguna vez me declaro culpable

que sea de tu sonrisa










Mi veneno mi antídoto

Ella










En realidad la noche es una postdata que dice te quiero












Darte la mano
e ir a buscar tardes de lluvia











Buenos días
dices
y la lluvia no se va
ni el viento
buenos días dices
y hasta la noche se queda
abrazada al sol

por escucharte










Cuando ves las lágrimas
y no hay cebollas

la cocina de la vida










A veces no sabes como empezar

tal vez por un adiós
y hacer el recorrido a la inversa











Cuando voy desnudo
vestido de ti










Y el viento se acuesta
sobre tu piel

y descansa como caricia












Uno qué hace
habla parlamenta grita se silencia
explica dibuja un corazón escribe

pero las flores no escuchan










Que lluevan amores
que el corazón sea una nube










Ella tiene el pelo liso

pero a mí me gusta rizar el rizo









Qué bien me quedas en la imaginación









Hace tiempo que no vuelo en los sueños

tengo que dejar de abrazarte









Si por lo menos fuese domingo
una tarde en el cine
unas palomitas que no vuelen
y ese suspense

de saber lo que va a ocurrir después











Cuando apagas la luz me enciendes









Cuando tu perfume son dos gotas de silencio
y hay lluvia en la calle

y todo es agua de ti











No quiero que tú y yo acabemos bien

lo que que quiero es no acabar nunca













Elijo mi paisaje
el viento entre tu pelo
mis manos dibujando una sonrisa
la lluvia en tu vestido

sacarte fuera del poema y abrazarte













Llueve y te mojas y te secas
llueve como llueven viertas cosas
te desnudas y llueve si te vistes
y llueve y te mojas y te secas
y me matas













Y en cada gota de lluvia
el eco de tu nombre












Me gustas
porque llevas la generosidad del hambriento
cuando muerdes











Te guardo
en cada latido del corazón











Sólo es frío
abrázame
no quiero refugiarme
sólo es frío
abrázame
sólo soy violetas
y un corazón de hielo
abrázame













Ser feliz es vivir a destiempo de todo









La lluvia
fue antes caricia










Una gota de lluvia en tus labios
un trébol de cuatro hojas

en los míos














No me importa lo que duela
busca más dentro
más allá de la herida
más allá de la muerte
más dentro
mucho más dentro
más

en mis ojos













No tengo miedo
a mirarte a los ojos
y que se nos vea la libertad

si que tengo miedo
a no ver la libertad
si nos miramos











Vamos
lleguemos tarde a todos los lugares













Eso que no se puede explicar
es la verdad













Nunca he llegado a comprenderme
siempre necesito del espejo
o mirarme en tus labios
o morderte los ojos













Un poema sin final
un beso inacabado
el siguiente abrazo
ese que te atrapa en el anterior
ese decirte siempre hola

aunque no estés












A la libertad le hace falta gente











No estando dentro de ti
todo es distancia












Ojala me pierda
y me encuentre en ti












Fue una noche complicada
has amado a un poema de Sabines
y a ella la has leído
y das vueltas al café

por lo menos he leído
piensas















Y me miras
y te miro

y que pena que existan las palabras














 




















































































































1 comentario:

AtHeNeA dijo...

Paradas que pasan y resunimos en un verso los versos que se dieron los preceptos. Rápido, lento, muerto, perezoso, a destiempo.

Un saludo de luz