lunes, 28 de noviembre de 2016

Tú, el lugar donde regreso









El vacío como punto de partida,
el subir de todos los abismos
pensando en cómo volver a caer en ellos.

La insistencia de la magia,
tu piel como un único tesoro,
el único lugar donde regreso
sin pedir cita ni paisaje
con ese equipaje de la sonrisa cansada
y los abrazos rotos de noches que insistían
en ser solamente noches en mis días.

Y el vacío como punto de partida,
el verte en todas las miradas
y caer en el eco de tus labios
y regreso al abismo que regreso.


No hay comentarios: