viernes, 29 de enero de 2016

¿DE DÓNDE VIENES PADRE?





¿De dónde vienes padre?
El viento sopla.
Vengo de donde el aire
¡Ay mi paloma!
De trabajar los surcos con estas manos
y que el día no pase que no perdona.

¿Has visto a las cigüeñas?
¡Ay mi pequeña!
He visto tres, mi hermosa, y dos alondras,
han pedido consejo a los olivares
¡Ay! que ya no quedan ni palomares
ni donde protegerse ni a sol ni a sombra.

¿Y no te sientes solo?
Me dice padre
¿Solo puedo sentirme yo en los trigales?
donde mecen los vientos y todo sabe
a sabia mezcla de cielo, tierras y mares.

Puedo sentirme solo yo en estos llanos,
viendo crecer la espiga y la amapola
roja, de sangre roja como los años
que uno tras otro y otro van cosechando
la tierra de la labranza, mi polvo y barro.

Puedo sentirme solo en el aguacero,
puedo sentirme solo yo en estos pagos
suelo de mis entrañas, venas de acero,
campos de mis mayores, de mis abuelos.

¿De no sentirla un día?
¡Ay Dios que hago!

¡Ay, que con este tiempo!
Me dice padre

Y yo le respondo haciendo un guiño,
venga el invierno frío, venga el rocío,
ya llegará el verano, verás que estío,
ya tornarán los vientos del marzo frío
ya llegarán las lluvias, si no han caído,
ya olvidaré las penas, velando al vino.

¿Dónde paseas padre?
¿Por qué camino?

Anda que no hay senderos ya recorridos.
ese de la vereda que va al castillo,
ese de la ladera junto a los trigos,
ese que a va a la vega a donde el río,
ese que va a la plaza donde los niños,
ese de los cipreses, donde el olvido.

¿Estás contento padre?
Dice mi niña

Cómo no voy a estarlo si aquí he amado,
cómo no voy a estarlo si aquí he sufrido,
cómo no estar contento he trabajado
y cúspide de mis retazos tú me has llegado,
si he conjugado el verbo y lo he ungido
del color de la esperanza verde y olivo.


¿De dónde vienes padre?
El viento sopla.
Vengo de donde el aire
¡Ay mi paloma!


Esteban Pérez Sánchez 




1 comentario:

Anónimo dijo...


mere cuerda a "Chamizo"