viernes, 21 de agosto de 2015

NO BUSCO RAZÓN A ESTE POEMA





No busco razón a este poema
-antes caminaba lentamente por las calles-
la ciudad brillaba y ahora, en pasado,
me reconcilio con la sombra de mis manos ambiguas,
porque sé que es el rostro fugaz de la fortuna
y el de una palabra, que en su indiferencia,
se disfrazan de luz y ahogan los silencios
de alguna boca.

Esteban Pérez Sánchez 


No hay comentarios: