sábado, 9 de mayo de 2015

"Tumbados al sol con los ojos cerrados"









Tumbados al sol con los ojos cerrados,
hablaba la infancia en el verano,
el oleaje del tiempo era salvaje
y la vida era mucho más que un juego.

Había noches incipientes
y mucho por jugar al día siguiente
y lo mejor de todo era
que no teníamos pasado.

Y tumbados al sol con los ojos cerrados,
sin querer ser sombras, ni tenerlas,
hablaba la infancia en el verano
de asuntos que ahora no recuerdo
y de cosas que jamás se olvidan.

Esteban Pérez Sánchez 


1 comentario:

Ángel Saiz dijo...

Esas infancias que tan lejos parecen, de las que tanto disfrutamos.
Un abrazo, Esteban. Gracias por compartir tu sensibilidad