lunes, 23 de marzo de 2015

TE RECUERDAS EN UN MAÑANA EXAGERADO

Te recuerdas en un mañana exagerado





Te recuerdas en un mañana exagerado
igual que el ayer que persiste en ser lo que no fue,
cuántas veces has cerrado los ojos buscándote
en una sola verdad, sin hallarte, contando
a la vida lo que esta nunca sabe.

Y te recuerdas en un mañana exagerado
sintiéndote ciudad con sed de otras ciudades
pero sin ser calle recorrida, sólo ciudad,
sólo una extraña filosofía  que huye
de los sentidos de estar o de ser,
que huye de todo menos de ser herida
y te recuerdas.

Te recuerdas odiando lo que amaste
aquél oleaje furioso y el viento al sol de una tarde
cuando eras arena, sólo arena y el aire una caricia,
te recuerdas besando lo que nunca besaste,
escribiendo poemas que ya están escritos,
pariendo hijos que ya están paridos,
te recuerdas como un mañana exagerado,
como un ayer que nunca te existió,
te recuerdas como una vida que nunca has vivido
y cruzas los dedos para que no te vea nadie
y te recuerdas.

Esteban Pérez Sánchez 




No hay comentarios: