jueves, 26 de marzo de 2015







"Sin esfuerzo"






                                               Sin esfuerzo
dilapida la esencia un segundo de viento
y queda en la costumbre una primavera
con una falda roja, una blusa blanca, un beso
violeta, unos zapatos de color crema
y el vacío de tu ropa entre mis manos.

Nunca se quejó el suelo de los colores,
ni tu piel de sonrisa descarada,
nunca se quejó tu sombra de la mía,
y sin embargo hubo batallas sin guerras
y heridas leves casi muertas
y nunca se quejó el amor del amor,
nunca se terminó el tiempo de nosotros.

                                               Sin esfuerzo
dilapida la vida el viejo verano,
el dulce otoño y el largo invierno
pero nunca el imperio de nuestros secretos,
ese viejo baúl de historias que  nos marca,
que deja constancia de que amamos
y de que el amor sigue escribiendo hojas
y de que somos  aún calendarios en los ojos
y de que la piel aúlla a la muerte y la ladra
                                                    sin esfuerzo



Esteban Pérez Sánchez 











No hay comentarios: